Un cine helado

Entráis al cine y desde que os sentáis la temperatura empieza a bajar. Encontráis una manta en el asiento e instintivamente os tapaís con ella. De repente empieza la proyección con la emisión de un spot con unos homless que os van contando la temperatura a la que estaís en la sala e instintivamente empezamos a empatizar con la víctima de la situación.

Este es el planteamiento de esta campaña realizada en distintos cines de Alemania para recaudar fondos en ayuda de las personas sin hogar.

Hacer vivir algo como propio es una forma eficaz de llegar a la gente. ¿No hubieseis donado?